El 'poli-deluxe' más caliente de O. Hormigos