Aznar no presume de abdominales en las reuniones familiares