Belén Esteban, al límite en El Deluxe