El chalet de Toño Sanchís, su residencia de verano y su oficina privilegiada en el centro