José, sobre los anónimos: "eran de una señora que quería estar con mi mujer"