El padre de Labrador, tras haberse desmayado: "Cariño, te quiero"