Maite persigue a Kiko y Belén Esteban con el dedo con el que se limpia tras defecar