Alejandro: “Me gustaría cambiarme por mi hijo, estar enfermo yo y que él esté tranquilo”