Miriam Saavedra, dolida, le envía un mensaje ante cámara a su mayor enemiga