Luis Rollán, a Jordi: “¿Sabes lo que vale Campanario con un tío en Barcelona?”