Fran: "Supe más tarde que era Corinna la que se había sentado en mis piernas"