Arturo Fernández evita salir a la calle cuando hace mucho viento para no despeinarse