Sofía supera en cociente intelectual a su madre y a Karmele