El poli confirma que Kiko disfruta de que haya colaboradores que le temen más que a Mila