La Alba Carrillo más divertida se sonroja: "¿Tú eres más de mortero o de monedero?"