La pregunta más directa a Alba Carrillo: "¿Qué necesidad había de montar este Cristo?"