Albalá: "Para cabrearme, Isa me decía lo que hacía con otros, hasta me contaba cómo la tenían"