¡Ironías y pullazos! Carlos Lozano y María Patiño no entierran el hacha de guerra