David Aguilar, el joven que se construye una prótesis de brazo con piezas de juguete