La madre de Chenoa tenía que llevarla a ver a su padre y... ¡Nunca lo hizo!