Victor Sándoval se somete al polígrafo