Fernando Martín, su gran amor