La metedura de pata de Julián Contreras: Trabajó de jardinero, no tenía experiencia y la lió parda