Kiko Rivera llevó a Isa Pantoja a un centro de salud con 16 años para saber si había mantenido relaciones sexuales