Leticia Sabater alquila su casa: nos la enseña y descubrimos que Franco le regaló una vajilla