Carmen: “De Kiko Rivera me relajaban sus pelos en la espalda, hoy no me pone nada”