El Polideluxe deja al descubierto los problemas económicos de Amable