Mónica Pont se atreve con el 'poli-deluxe'