Francisco, su defensa en El Deluxe