Su hijo ya está pensando despedir a la mitad de la plantilla de la fábrica