El fanatismo de Roberto provoca que las discusiones sean continuas