La manera más punky de despedirse de alguien a quien odias: Begoña se mea en el jardín zen de la ‘millenial’