Le sale una dura rival a Georgina en Turín y se llama Oriana Sabatini