La Infanta Elena, de mal humor, estalla contra un reportero: “¿Me puedes dejar?”