Miriam Saavedra pasa un huevo cocido por el cuerpo del Koala para quitarle las malas energías