Un paraguas provoca la polémica entre los Reyes Letizia y Felipe