Victoria Federica sigue los pasos de su hermano y la lía en Madrid