La pregunta más incómoda de Albert a Chiqui: “¿Es que te estoy gustando?”