Así se maneja la 'cabeza caliente'