Los 'novatos', felices en Isla Privilegio