Nacho, sobre los chicos: "¡Qué sufran!"