Fortu, todo un manitas: construye un tendedero y arregla la cabaña