Paco de Benito, el HOMBRE de la isla