Yurena y Miriam superan la marcha de Víctor a grito de: "¡¡Soy feliz!!"