Mila Ximénez, sobre Dulce: “Ella es como la Sirenita de Copenhague”