¡Se acabó el buen rollito en el Equipo Fuego!