Carla se ve el espejo por primera vez: “El culillo sigue estando en su sitio”