Fernando: “Hemos sobrevivido a los dos escorpiones pero afortunadamente el tiempo pone a cada uno en su lugar”