Melissa, Francisco, Hugo e Isabel piden el apoyo de familiares y amigos para salvarse de la expulsión