Rosa y Sonia, enemistadas